A veces las palabras no son suficientes. Los recuerdos son débiles. Lo único que puede revivir el momento exacto es la fotografia.
Logramos capturar la imagen perfecta que perdurará por siempre. Sin importar el paso de los años o las vueltas de la vida. Siempre quedará ahí. Más viva, incluso, que en la misma memoria. Todo. Absolutamente todo queda plasmado en una fotografía. Y cada vez que se quiera revivir, sólo basta con abrir el albúm y volver a sonreír imaginando.

 
info@juliolimardo.com.ar
 
Cel.1541923221